title.site title.site

Miércoles, 17 de abril de 2024

Igualdad

La inflación recobra el signo positivo en Aragón

La tasa anual de inflación en noviembre se sitúa en el 0,2% en Aragón y en el 0,3% en el conjunto de España

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios aumentaron en Aragón durante el mes de noviembre cuatro décimas respecto al mes anterior, situando la tasa anual de inflación en el 0,2%. Con ello la inflación en Aragón recuperaba el signo positivo tras siete meses consecutivos en los que había permanecido en terreno negativo. De forma similar, en el conjunto de España los precios subieron cinco décimas en noviembre para dejar la tasa anual de inflación en el 0,3%, recobrando igualmente valores positivos tras ocho meses en negativo.

Aunque positivas, estas tasas de inflación son muy reducidas, lo que resulta coherente en el marco de la profunda recesión económica que atraviesa la economía española, que afecta en particular al empleo y el consumo de los hogares.

Este aumento de la inflación en noviembre es fruto, principalmente, de la evolución de los precios de las materias primas, en especial de las energéticas. En efecto, se debe al cambio de signo de los efectos de base derivados de los precios internacionales del petróleo y las restantes materias primas, que han pasado nuevamente a empujar la inflación al alza.

En concreto, el petróleo Brent cerraba noviembre con una cotización media de 76,69 dólares por barril, un 45,7% más que en el mes de noviembre de 2008.

Todo ello queda reflejado en la evolución de los precios del grupo de consumo de transporte, que aumentan un 0,8% respecto a noviembre de 2008, la primera subida que se produce en tasa anual tras doce meses de caídas. También el aumento anual de precios del 1,3% en el grupo de vivienda responde al encarecimiento de los combustibles para calefacción.

Destacan también en noviembre los aumentos anuales de precios en enseñanza (2,9%) y bebidas alcohólicas y tabaco (13,3%), en este último caso debido al aumento de los impuestos indirectos que soportan.

En sentido contrario, en noviembre siguen cayendo en tasa anual los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas (-3,1%), medicina (-1,2%), ocio y cultura (-1,1%), vestido y calzado (-0,8%) y comunicaciones (-0,7%), reflejando con su comportamiento la debilidad del consumo de los hogares.

La inflación subyacente, que es aquella que excluye de su cálculo alimentos no elaborados y productos energéticos, y por tanto queda aislada de los efectos de los precios internacionales de las materias primas, permanecía en noviembre en Aragón en el 0,3%, mientras en el conjunto de España aceleraba una décima para alcanzar el 0,2%. Estas cifras dejan patente la atonía de la demanda interna, y su evolución en los próximos meses reflejará probablemente mejor que la inflación general cómo evoluciona el pulso de la economía aragonesa y española.

En las tres provincias aragonesas los precios experimentan un crecimiento positivo en el mes de noviembre, lo que ha posibilitado que se recuperen valores positivos en las tasas anuales de inflación de Teruel (0,5%) y Zaragoza (0,3%). Por su parte, la inflación en Huesca se situaba en el -0,1% en tasa anual, frente al -1,4% de octubre.

En la UEM la tasa de inflación anual también presenta un cambio de signo y se sitúa en noviembre en el 0,6%, frente al -0,1% registrado en octubre. De este modo, tanto la economía aragonesa como la española siguen presentando un diferencial favorable respecto al nivel de precios de la zona euro, que se cifra en cuatro y tres décimas respectivamente. En cuanto a las perspectivas a corto plazo, el BCE recoge en su Boletín Mensual de diciembre que ¿¿ se espera que la inflación vuelva a aumentar en los próximos meses, como resultado, principalmente, de estos efectos de base (de las materias primas) al alza. De cara al futuro, en el horizonte temporal relevante para la política monetaria se espera que la inflación se mantenga en una senda moderada y que los precios, los costes y los salarios continúen registrando un crecimiento contenido, debido a la lenta recuperación de la demanda en la zona del euro y en otros países¿. De este modo, la inflación interanual de la zona del euro se situará en el 0,3% en 2009, entre el 0,9% y el 1,7% en 2010, y entre el 0,8% y el 2% en 2011.