title.site title.site

Miércoles, 17 de abril de 2024

Ferrocarril

Aragón reclama reducir el tiempo de corte en las obras de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto

• Exige además a Adif que los nuevos gálibos permitan la circulación de trenes de autopista ferroviaria

• El director general de Transportes ha instado a que tras las actuaciones Valencia, Teruel y Zaragoza estén unidas por Alta Velocidad

El consejero Octavio López presenta la obra finalizada de la terminal PLATEA de Teruel
La terminal ferroviaria de Platea se verá impulsada por las mejoras en la línea Teruel-Sagunto.Fabián Simón

El director general del Transportes del Gobierno de Aragón ha reclamado hoy al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que reduzca los periodos de corte anunciados para las obras de adaptación de Gálibos en la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto, que según previsiones del propio Adif conllevaría cortes de entre 6 y 8 meses en el mejor de los casos.

Miguel Ángel Anía ha exigido a Adif que los cuatro proyectos licitados recientemente se ejecuten de manera coordinada para que los cortes necesarios para la realización de las obras se produzcan de manera simultánea, con el objetivo de “reducir al máximo el tiempo de corte de la línea, porque cada día que la línea esté cortada producirá un grave perjuicio económico para las empresas aragonesas que operan con ella”.

Según Anía, el recorrido alternativo a la línea que conecta el Levante con Zaragoza es por Cataluña y “nos tememos que si el periodo de corte se prolonga más de lo estrictamente necesario, algunos servicios ferroviarios corren el riesgo de perderse para siempre, en detrimento de la logística y la economía aragonesa”.

Además, el director general de Transportes ha lamentado “que no se aprovechen estos cortes para adelantar las obras de electrificación de la línea que también requerirán cortes de tráfico cuando se ejecuten más adelante”.

Anía ha exigido “que el gálibo resultante de las obras que se van a acometer permita la circulación de trenes de autopista ferroviaria, una vez electrificada la línea”. En este sentido, el director general de Transportes ha instado a que el gálibo sea de P420 para permitir el tránsito de trenes cuyos vagones porten semirremolques, tal como está previsto en la autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza. “De esta manera –ha apuntado- la línea podrá integrarse de forma directa y sin ningún tipo de actuación añadida a la futura red de autopistas ferroviarias, nueve de las cuales confluirán en Zaragoza, lo que posibilitaría que las plataformas logísticas turolenses se beneficiaran de las extraordinarias posibilidades de la red en materia de transporte de mercancías.

Miguel Ángel Anía ha lamentado que “la conexión entre Valencia y Teruel no esté dentro de la planificación de la Red TEN-T (Red Europea de Conexión de Transportes) como línea de Alta Velocidad, lo que implicará “que los trenes entre Teruel y Valencia no puedan alcanzar los 200 km/h, es decir, que no habrá Alta Velocidad entre Valencia y Zaragoza, entre la tercera y la cuarta ciudad de España”.