title.site title.site

Miércoles, 12 de junio de 2024

Día de Aragón

Azcón, en el Día de Aragón: “No queremos ser más que nadie, pero tampoco vamos a permitir que nadie nos haga de menos”

El presidente ha puesto en valor durante su discurso la labor de su antecesor, Javier Lambán, quien ha sido galardonado con la Medalla de Aragón

Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza
Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de ZaragozaFabian Simon

El presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, ha participado este martes, 23 de abril, día de San Jorge, patrón de Aragón, en el acto institucional organizado con dicho motivo en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza, un momento en el que ha proclamado que “en Aragón, no queremos ser más que nadie, pero tampoco vamos a permitir que nadie nos haga de menos”.

“Lo único que pedimos y esperamos es que nadie se crea en el falso derecho de romper nuestro sistema de convivencia democrática, ni pretenda dinamitar los principios de unidad, igualdad y solidaridad”, ha señalado durante su intervención en las Cortes de Aragón, llamando a los aragoneses “al orgullo y a la reivindicación de ese orgullo”, así como al “compromiso con el futuro que a todos nos incumbe”.

El presidente ha querido que, en su primer discurso como jefe del Ejecutivo autonómico en el Día de Aragón, sus palabras iniciales hayan sido dedicadas a Javier Lambán, expresidente del Gobierno de Aragón y Medalla de Aragón.

“No hay memoria política que no sea, a la vez, una tesela del gran mosaico que es la memoria colectiva de una generación y de un país”, ha leído Azcón haciendo referencia a las palabras escritas por Lambán en su recién publicada biografía. “No puedo estar más de acuerdo”, ha asegurado el presidente.

“Quienes hemos decidido participar activamente en la gestión política, somos conscientes de la norma más preciada e inexorable de la democracia: llegamos al poder cuando el pueblo así lo decide sabiendo que lo dejaremos por la misma razón”, ha señalado Azcón para, a renglón seguido, dirigirse a Javier Lambán y señalar que “nosotros pasamos, pero lo que hacemos cuenta” y “desde esa perspectiva, Javier, tienes motivos sobrados para estar orgulloso y satisfecho”.

“Como presidente, te tocó enfrentarte a la pandemia del Covid, el mayor desafío social que hemos vivido desde la Guerra Civil, y lo encaraste con determinación, sin descanso, anteponiendo tu ideal de servicio público a todo, incluida tu propia salud”, ha recordado el jefe del Ejecutivo autonómico para desear que “el día que los aragoneses me pidan que deje el cargo, pueda estar satisfecho si he sido capaz de hacer honor a tu ejemplo”.

“En nombre de los aragoneses, querido Javier, gracias infinitas por tu trabajo, tus anhelos y tus desvelos”, ha sostenido el presidente aragonés hacia su antecesor, quien minutos antes ha recibido de manos del mandatario la Medalla de Aragón.

Por otra parte, Azcón ha querido recordar a otros servidores públicos aragoneses, como Tomás Solans, jefe de protocolo del Gobierno de Aragón durante varias décadas y fallecido este mismo martes, así como a Juan Antonio Bolea, primer presidente de la Diputación General de Aragón. Gracias a este último, ha dicho, “su trabajo y desvelos, hoy disfrutamos del Aragón moderno y avanzado dentro de la España de las Autonomías”, ha dicho el presidente.

Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza entregando la Medalla de Aragón a Javier Lambán
Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza entregando la Medalla de Aragón a Javier LambánFabian Simon

Asimismo, ha querido tener recuerdo para “toda esa generación de la Transición, nos sirven de ejemplo con su esfuerzo, su generosidad y su altura de miras”, las mismas que promovieron figuras políticas españolas como “Adolfo Suárez, Felipe González, Manuel Fraga, Santiago Carrillo o nuestro añorado y nunca suficientemente recordado Gabriel Cisneros”.

Todos ellos, ha continuado, “supieron, en el momento más importante, mirar hacia delante, reconciliarse después de uno de los mayores errores de nuestra historia, y apostar por la convivencia, la democracia y la concordia”, algo que en estos días debe llevar a los aragoneses y españoles a “ensalzarlos y revitalizarlos para seguir avanzando en el camino constitucional, origen y fundamento de nuestro Estatuto y que nos ha hecho disfrutar de las mejores décadas de nuestra historia”.

El Estatuto de Autonomía de Aragón, ha comentado, es “un instrumento jurídico de construcción de Estado” cimentado por el pensamiento de, entre otros, Juan Antonio Bolea, quien juró solemnemente y ante el pueblo aragonés “respetar y cumplir las costumbres, leyes y fueros de Aragón en cuanto a tradición de equidad y justicia” y “servir a nuestro pueblo y defender sus intereses en la paz y en la libertad”, haciendo así hincapié en que “de mis actos, téngase por nulo y por no hecho cuanto vaya contra las leyes y principios que he jurado defender, establecer y cumplir”.

En este punto, el presidente Azcón ha puesto en valor que “aquellos hombres no “cambiaban de opinión” según les conviniera en razón de sus intereses personales” y, ha continuado, “ese camino, el mostrado por Aragón, el de la palabra dada, el respeto a la ley y el cumplimiento de los acuerdos, es el único que merece la pena ser transitado”.

“Porque la democracia que nos dimos, solo puede alimentarse desde el ejercicio de una libertad sin apellidos, con los únicos contrapesos de la responsabilidad, el compromiso y la coherencia en el presente con los caminos recorridos en el pasado”, ha reiterado el presidente aragonés.

Así, ha advertido que “romper los acuerdos fundamentales que emanan de la democracia y de la libertad” constituyen una “simple y estéril destrucción” porque es en esa ruptura “cuando aparecen las desigualdades que quiebran el sustrato básico de la convivencia, el entendimiento y el progreso”.

En este sentido, Azcón ha hecho hincapié en que “Aragón sigue teniendo planes, proyectos y ambiciones para el progreso propio y el avance común de España”, así como es intención “seguir ofreciendo esa tenacidad y esa forma de ser a nuestros compatriotas, siempre con la nobleza, la lealtad y la solidaridad que nos caracterizan”.

A los aragoneses, ha comentado el jefe del Ejecutivo autonómico, “nos gustan los desafíos, los miramos de frente y peleamos con rasmia por sacarlos adelante”, una característica que destaca en “personas como César Trillo, flamante Premio Aragón 2024, quien nos deja un legado que debemos cuidar y ensanchar”.

Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza entregando su distinción a César Trillo
Jorge Azcón durante el acto del Día de Aragón en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza entregando su distinción a César TrilloFabian Simon

“César es una de esas personas que han consagrado toda una vida a un propósito justo y generador de beneficios para el conjunto de la sociedad”, en su caso a la “defensa y la expansión del regadío, al aprovechamiento del recurso hídrico en la mejora imprescindible del sector primario, sustento básico de nuestra economía y soporte insustituible de nuestro medio rural”.

La disponibilidad de agua, ha continuado Azcón, “marca la diferencia entre el desarrollo y la penuria, entre un territorio poblado y uno cuyas gentes emigran”, algo por lo que el presidente ha insistido en que es “nuestra obligación aumentar esa disponibilidad para emplear el agua en seguir construyendo un Aragón fértil y desarrollado”.

“Debemos tomar buena nota de ese esfuerzo desinteresado y ese compromiso inquebrantable con nuestra tierra que constituyen personas como Juan Antonio Bolea, César Trillo, Vicente Ascaso o los miembros del Club Circuito Guadalope”, porque para Azcón “tenemos que afrontar los desafíos con decisión y empeño para superarlos y progresar, generando beneficios para todos”.

Azcón ha indicado en este sentido que “discrepo de quienes piensan que Aragón puede avanzar en soledad”, ya que para ello, Aragón necesita “la participación y el buen funcionamiento del Estado”, algo por lo que desde el Gobierno de Aragón “defendemos con ardor el pacto constitucional: porque juntos somos más fuertes y progresamos más”.

“Cuestiones de competencia estatal, como la financiación autonómica y local, el desarrollo de las infraestructuras hidráulicas, el regadío, los grandes ejes de comunicación carretera y ferroviaria, los enlaces transfronterizos o las redes de transporte energético”, entre otros, “dependen esencialmente del apoyo de la administración central, de la misma manera que ocurre con “necesidades como las ayudas al funcionamiento contra la despoblación o la financiación del Plan Pirineos”, ha dicho.

“Siguen vigentes reivindicaciones históricas en infraestructuras y proyectos estratégicos que necesitamos sustanciar en realidades para garantizar nuestro progreso”, ha lamentado Azcón, quien a continuación ha prometido “trabajar duro para impulsar los de su estricta competencia” y “exigir ante los Gobiernos centrales -el actual y los que vengan, sean del signo que sean- los proyectos que dependen de ellos”.

Reproducción del video de agradecimiento de Salma Paralluelo, Medalla al Mérito Deportivo
Reproducción del video de agradecimiento de Salma Paralluelo, Medalla al Mérito DeportivoFabian Simon

Nada de lo que se pretende llevar a cabo en Aragón, ha continuado el presidente, “sería posible hacerlo sin la fuerza posibilitadora de lo mejor con lo que cuenta Aragón: su capital humano”. “Los aragoneses somos gente extraordinaria. Somos creativos, esforzados y tenaces. Hay talento de sobra en Aragón”, ha insistido.

“Nuestros jóvenes no quieren esperar a que la vida les traiga lo que se supone que merecen, sino que están dispuestos a luchar para lograr sus sueños”, ha explicado el presidente para, de inmediato, hacer referencia a jóvenes como Salma Paralluelo, Medalla al Mérito Deportivo, quienes “generan nuevas ideas, rompen muros, visualizan horizontes novedosos”. 

Los jóvenes, ha dicho Azcón, son “la fuerza que dispone el camino a ese futuro prometedor que todos compartiremos”.