title.site title.site

Miércoles, 22 de marzo de 2023

Hacienda

Las obras para transformar los suelos de la Laboral en uno de los complejos logísticos más grandes de España empiezan este mes

Lambán afirma que es la mayor enajenación de patrimonio, que reportará más de 23 millones, y la mayor apuesta logística por la ciudad de Zaragoza

El consejo de Gobierno aprueba el PIGA de Montepino, que invertirá 225 millones y creará 2.500 empleos

El Gobierno de Aragón formaliza la venta de los terrenos de la Universidad Laboral
El Presidente de Aragón, Javier Lambán, asiste a la firma de la venta de los terrenos de la antigua Universidad LaboralLUIS CORREAS, Gobierno de Aragón

El Gobierno de Aragón ha aprobado definitivamente el Plan de Interés General de Aragón (PIGA) que permite la ordenación, la gestión urbanística y la urbanización del suelo de la antigua Universidad Laboral de Zaragoza para implantar actividades productivas y logísticas. Asimismo, ha autorizado la venta directa de las 38 hectáreas del antiguo recinto docente a la promotora aragonesa Montepino que ocupará los terrenos de manera inmediata para comenzar antes de finales de marzo las obras de construcción del complejo logístico más puntero de España, que tendrá concluido en 2024 gran parte del proyecto y la totalidad, en 2025.

Es, según ha afirmado el Presidente de Aragón, Javier Lambán, la mayor operación de venta de patrimonio realizado por el Ejecutivo autónomico, que reportará a las arcas autonómicas 23,6 millones de euros (incluida la nave almacén que Montepino levantará en el PTR para custodiar diferente documentación que hasta ahora se guardaba en la Laboral). Ello supone un precio de venta de 87 euros/m2, muy superior a la media de las actuaciones de venta de suelo que se han realizado en la capital aragonesa.

Igualmente, es el proyecto más grande que se ha llevado a cabo en Zaragoza sobre suelo ya urbanizado, se ha puesto en marcha en tiempo récord y permitirá la creación de entre 1.400 y 2.500 empleos, según las fases de desarrollo del proyecto.

Para Lambán es un icono que reafirma de forma “nítida y contundente” la apuesta de su gobierno por la ciudad de Zaragoza habilitando suelo industrial y, sobre todo, suelo logístico, y se ha congratulado de que el promotor sea un “turiasonense ilustre”. Por su parte, Juan Vera también ha mostrado su satisfacción por impulsar un ambicioso proyecto en su tierra, después de haber desarrollado una importante cartera de negocio en toda España.

Nuevo centro de logística de Montepino en el solar de la antigua Universidad Laboral de Zaragoza
La mayor apuesta logística por la ciudad de Zaragoza

Tiempo récord

A finales de 2021, el consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, firmó un protocolo con el director general de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) para comercializar de manera conjunta estos suelos de los que el Gobierno de Aragón, como propietario mayoritario, y la entidad de derecho público son titulares.

Ese acuerdo constituyó el inicio de un proceso de transformación y de impulso económico que se ha tramitado en un tiempo récord, de manera que el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy definitivamente el PIGA (Proyecto de Interés General de Aragón), seis meses después de la aprobación inicial. Por ello, el presiente Lambán ha felicitado al consejero de Hacienda y a su equipo por un trabajo “impecable” que ha desembocado en un proyecto de éxito.

Inicio de los trabajos

A partir de ahora, la promotora Montepino –vehículo de inversión alternativa promovido junto a Bankinter Investement y gestionado por Valfondo- podrá ocupar de manera anticipada el recinto de la Universidad Laboral, comenzando las obras antes de fin de mes.

El proyecto de Malpica supone operar en una superficie de 380.000 metros cuadrados, de los que la superficie construida alcanzará los 213.000 metros cuadrados, que estarán distribuidos en tres edificios, aportando uno de los mayores impulsos al sector inmologístico de Zaragoza.

La nave principal de este complejo constará de 142.431 m2. La segunda dispondrá de 54.269 m2 y la más pequeña tendrá 16.293 m2.

La ejecución de las obras prevé disponer de la nave de mayores dimensiones en doce meses, de manera que esté preparada para su ocupación en el verano de 2024. A mediados de 2025 habrá concluido la ejecución de todo el nuevo complejo, el mayor que se edifica en la capital aragonesa, el segundo en dimensiones de Aragón y uno de los proyectos punteros y de mayor envergadura que asume Montepino en España.

En paralelo, la promotora aragonesa seguirá avanzando para cerrar los contratos de alquiler de sus futuras naves con los operadores logísticos para poder rubricar la compra de los terrenos mediante escritura pública.

Montepino realizará en esta etapa una inversión de 150 millones de euros, que llegarán al menos a 225 millones con las aportaciones de los operadores logísticos en automatización y maquinaria para adaptar las futuras instalaciones a sus necesidades concretas.

Con este proyecto Montepino avanza en su estrategia de inversión en los principales corredores y hubs logísticos de España. La compañía continúa así con la diversificación de su expansión geográfica y se consolida en el ‘Top 3’ de gestores de activos logísticos en España y Portugal, reafirmándose como el mayor desarrollador de superficie logística nueva. En la actualidad, la empresa gestiona una superficie de 1,7 millones de metros cuadrados entre plantas operativas, en construcción o pendientes de ejecutar.

Edificios con la marca ESG de Montepino

Las nuevas infraestructuras que se levantarán de manera inminente en Malpica cumplirán con las políticas que Montepino implanta en todos sus proyectos. Serán edificios modernos, sostenibles y sofisticados desde el punto de vista tecnológico y, como todo el portfolio de Montepino, obtendrán la certificación LEED (sello internacional de edificación sostenible otorgado por USGBC). De hecho, el objetivo es que cada uno de los nuevos edificios opte, como mínimo, al nivel LEED GOLD, además de ejecutarse siguiendo el compromiso de Montepino de la reducción de la huella de carbono tanto en la operación como en la construcción del edificio.

Entre las características de las nuevas naves, destacan tanto el alto aporte de luz natural en las estancias, como el alto nivel de calidad del aire interior. Asimismo, se aplicarán en el desarrollo los nuevos conceptos de relación entre los trabajadores y los edificios, buscando la excelencia en los puestos de trabajo, que mejoran la experiencia del trabajador y la retención del talento. En esta misma línea, se dispondrá de plazas específicas para vehículos eléctricos y bicicletas, que incentiven el desplazamiento de los usuarios con medios sostenibles y se ejecutarán las zonas ajardinadas con especies autóctonas de bajo consumo hídrico.

El proyecto se completará con el acondicionamiento de un parking de 2.511 plazas y una zona verde que permita el contacto de los trabajadores con la naturaleza dentro del propio polígono industrial. También se habilitarán espacios reservados para almacenamientos en altura tipo ‘silo’ y amplias zonas de maniobra para la circulación de megatrailers y duo-trailers, de acuerdo a las necesidades de la mayor eficiencia en el transporte.

Mayor desarrollador logístico

Montepino se ha convertido en uno de los mayores propietarios de activos logísticos en España y en el mayor desarrollador de logística del país. La empresa aragonesa ha comenzado en enero las obras del que será el cuarto complejo más grande de PlaZa, con una inversión de más de 50 millones de euros. Y su presencia en Aragón se amplía ahora todavía más con la intervención en los suelos de la antigua Laboral, que será el proyecto más grande de la promotora en la Comunidad Autónoma y uno de los mayores que se hayan desarrollado en toda España.

Universidad Laboral

La Universidad Laboral de Zaragoza es una obra que se remonta a los años 60 del siglo pasado, que cesó su actividad en 1997. Desde ese momento, la infraestructura educativa ha permanecido sin uso a consecuencia de las graves deficiencias constructivas que la aquejan.

Pese al cuarto de siglo sin actividad alguna, los edificios docentes se encuentran enclavados en el polígono industrial de Malpica, en un entorno dotado de todos los servicios, perfectamente urbanizado y comunicado.

Estas circunstancias y la alta demanda de suelo industrial llevaron al Gobierno de Aragón a buscar soluciones alternativas que permitieran la implantación de nuevas actividades económicas en este suelo ya preparado y sin uso social.